Ansiedad social

Fobia social, un desafío a largo plazo

fobia social Posted On
Posted By Alex Perez

Guest Post escrito por Mark Benson,

Gerente de www.phobiasupportforum.co.uk

Traducido por Alex Pérez

Los problemas de fobia de Mark surgieron a mediados de la treintena, lo que probablemente sea un poco más tarde en la vida que el promedio de los que sufren de fobia.

Según él, es difícil decir cómo y cuándo desaparecieron sus fobias, pero sin duda se debió a una combinación de técnicas de respiración, ayuda del terapeuta y, sobre todo, el apoyo de su familia.

Mark creó el Foro de Apoyo a la Fobia para proporcionar a los enfermos de fobia y ansiedad un centro de apoyo y educación.


Desafortunadamente, muchos de los que sufren de fobia social son mal entendidos. Comentarios como timidez, falta de confianza, perezoso y otras descripciones inútiles tienden a seguir. En realidad, estos comentarios tienden a provenir de personas que no entienden la fobia social y la aniquilación que puede tener sobre la confianza de una persona, y mucho menos sobre el nivel de vida. Ahora echaremos un vistazo a algunos de los diversos temas a tener en cuenta al analizar la fobia social.

Fobia social (también conocida como ansiedad social)

La forma más básica de describir la fobia social es:

«Un miedo a largo plazo y abrumador a las situaciones sociales».

Para aquellos que sufren de fobia social, esto traerá a casa el dolor de la afección y el impacto real que puede tener en su nivel de vida.

Señales de fobia social

fobia social señales

En primer lugar, antes de analizar los signos individuales de la fobia social, vale la pena destacar la diferencia entre el nerviosismo y una fobia. Una fobia se relaciona con una reacción física y mental a menudo ante una amenaza percibida pero irreal. Para muchas víctimas, el problema se agrava porque no pueden identificar lo que les preocupa, pero saben que les preocupa algo (¿les suena familiar?). Algunos de los signos más comunes incluyen:

Preocupaciones sobre las interacciones cotidianas

Ya sea que esté hablando por teléfono, tropezando con amigos y familiares en el supermercado, o tal vez asistiendo a reuniones grupales en el trabajo, todo esto generará temor en el corazón de una persona con fobia social.

Es demasiado consciente de los demás a su alrededor

Si bien muchos de nosotros comeremos naturalmente frente a otros y no tendremos ningún problema, algunas personas que sufren de fobia social encuentran esto imposible. A menudo evitarán conversaciones grupales, reuniones grupales y acciones cotidianas, como comer frente a otros, es un desafío que muchos simplemente no pueden enfrentar.

Miedo a hacer el ridículo

Regularmente escuchamos acerca de aquellos con fobias sociales que tienen un miedo constante de hacer el ridículo en público. Esto puede provocar sonrojo, sudoración excesiva e incapacidad para pensar con claridad. ¡El impacto en la confianza de una persona puede ser extremo!

Miedo a ser criticado

La interacción entre quienes participan en una reunión es normal, donde se deben discutir diferentes puntos de vista y, en ocasiones, las opiniones de individuos criticados / desafiados. Este tipo de crítica es normal, es saludable, pero para aquellos que sufren de fobia social, puede resultar imposible de manejar.

Miedo a hablar

¿Alguna vez ha estado en un grupo de personas discutiendo un tema en particular en el que tiene un gran interés y experiencia? ¿Cuántas veces has salido de esa reunión pateándote por no haber hecho la pregunta que te hubiera arrojado una luz muy positiva? El miedo a hablar, hacer el ridículo o ser criticado puede ser frustrante y también un desafío mental / físico.

Ataques de pánico

Desafortunadamente, los ataques de pánico están muy relacionados con las fobias sociales, donde los niveles de ansiedad aumentan a niveles incómodos. Esto puede provocar palpitaciones cardíacas, sudoración excesiva, dificultad para respirar, dolores de cabeza, mareos y una sensación final de enfermedad. Muchos de los que sufren ataques de pánico abandonarán el área en busca de su «zona segura» donde se sientan cómodos y puedan comenzar a liberarse.

Estos son solo una serie de signos comunes con respecto a la fobia social (ansiedad social), que pueden parecer relativamente inocuos para muchos, pero para aquellos que sufren de fobi social, pueden ser horrendos.

Combatir la fobia social

combatir fobia social

Si considera la fobia social como un problema, es un desafío enorme y es poco probable que pueda resolver todos sus problemas de una sola vez. De hecho, si utilizamos la analogía de una cena grande, no simplemente palas toda la cena de una vez; lo comes poco a poco. Entonces, lo que puede haber parecido una gran cena que nunca podría comer se descompone de repente en varias porciones más pequeñas, que puede masticar, disfrutar y, en última instancia, digerir.

Por lo tanto, hemos reunido algunos de estos consejos simples pero extremadamente efectivos para aquellos que luchan contra la fobia social.

Comprender tu fobia

A muchas personas les resulta útil escribir un resumen de sus desafíos de fobia social, el ambiente, la ubicación, lo que sucedió y cómo lograron hacer frente / escapar. Mirando hacia atrás, esto puede resaltar patrones y quizás situaciones individuales en las que se sienta más comprometido y expuesto. Una vez que comprenda los detalles mínimos de su problema, puede comenzar a desmantelarlo pieza por pieza.

Técnicas de relajación

El principal problema para muchos que sufren de fobias sociales es que una vez que sienten que su fobia social tiene el control, es muy difícil revertirlo. Cuando está consciente, su fobia está empezando; Esto puede conducir a una sudoración excesiva, lo que aumenta su ansiedad, dolores de cabeza, aumenta su preocupación y, en última instancia, crea un ambiente más ansioso: un círculo vicioso.

En estos escenarios, una vez que sienta su fobia, ¿Por qué no tomarse cinco minutos? Si es posible, simplemente inventese una excusa y salga del lugar por unos momentos mientras se recompone. Alternativamente, muévase a una parte más fresca y ventilada de la pieza (tal vez al lado de la ventana), que tal vez no esté tan ocupada y respire profundamente.

Una vez que comience a controlar su respiración, comenzará a tomar más control de la situación, lo que puede ayudarlo a controlar su fobia. Puede llevar tiempo, algunas técnicas funcionan para algunos y no para otros; pero hay muchas técnicas diferentes de relajación que debe considerar.

Elementos desafiantes de su fobia

Digamos que su fobia social provoca dolores de cabeza, tartamudeo, sudoración, y tal vez le cuesta pronunciar sus palabras. Ahora, si eres completamente consciente de estos elementos diferentes, vale la pena enfocarte en uno a la vez. Disminuya la respiración, sienta que se relaja y sus niveles de ansiedad disminuirán. Hable más despacio, evite la tartamudez, concéntrese en una persona en la pieza en lugar de todos a la vez y «hable con ellos». Lentamente enfrentando cada elemento individual de su fobia de frente, romperá la pared ladrillo por ladrillo, y luego, de repente, la pared se derrumbará. ¡Has recuperado el control!

Fomentar el pensamiento racional

Si bien hay muchos elementos de una fobia social, uno que parece mencionarse en numerosas ocasiones es la preocupación de que la gente esté hablando de ti. Sin embargo, eche un vistazo racional a este pensamiento y piénselo bien. ¿Por qué la gente estaría hablando de ti? ¿Por qué estarían interesados ​​en ti? Si no puede escucharlos hablar de usted, ¿por qué asumirlo?

Este tipo de pensamiento racional le permite recuperar el control de su respuesta mental a la fobia social y poner las cosas en perspectiva. En efecto, estás «reconectando tu cerebro» para ser más racional, más realista y no asumir lo peor.

Tomando control físico y mental

Aquellos que sufren de fobia social a menudo sienten que han perdido el control físico y mental de su cuerpo, un sentimiento que a menudo es provocado por una mayor ansiedad. Uno de los principales problemas puede ser el estrés relacionado con la preocupación en los días previos a una reunión en el trabajo o en otra ocasión que ha pinchado sus problemas de fobia social.

Normalmente, si sus niveles de ansiedad comenzaran a ser «normales» en la mañana del evento, entonces tendría una brecha enorme desde este nivel relativamente bajo hasta el lugar donde su ansiedad se apodera, y pierde el control. Sin embargo, supongamos que tuvo una noche de insomnio para el evento y se despierta con niveles de ansiedad mucho más elevados de lo normal.

Como consecuencia, no se necesitaría mucha ansiedad adicional para llevar sus niveles al punto de peligro y, por lo tanto, experimentar un ataque de fobia social en toda regla. Así que dormir, relajarse, pensar positivamente y, literalmente, hacer otra cosa marcarán una gran diferencia antes de un evento. Muchas personas creen que el sueño es la raíz de muchas fobias diferentes porque sin él, nuestros niveles de ansiedad naturalmente bajos aumentan, lo que reduce su amortiguador de seguridad a los «niveles peligrosos».

Resumen

La mayoría de las personas habrán experimentado al menos uno de los signos anteriores de fobia social, pero aquellos que han experimentado numerosos signos probablemente estén sufriendo algún tipo de fobia social. La relajación es la clave, recuperar el control es importante; solo aliviando la ansiedad tendrá un gran impacto en los síntomas / signos. Si eres capaz de participar en eventos sociales que normalmente habrías ignorado o más bien evitado, tu mente y tu cuerpo pronto se acostumbrarán. Eventualmente, inculcará una reacción natural en su cuerpo que, en ocasiones, puede superar el impacto de su fobia social.

Tomará tiempo, mucho trabajo y habrá altibajos, de eso no hay duda, pero puedes aprender a vivir con una fobia social y aún así disfrutar de una vida social.


Contenido extra de Alex Pérez: Hoja de trabajo de habilidades sociales


En nuestra era de tecnología moderna, siempre podemos volver a programarnos y mejorar nuestras habilidades sociales. Trabajar en nuestras habilidades sociales puede mejorar nuestra capacidad de relacionarnos con los demás, disminuyendo nuestras ansiedades sociales y pasando menos tiempo de forma aislada. Esto puede mejorar nuestra salud mental y nuestro bienestar general. El primer paso para trabajar en nuestras habilidades sociales es reflexionar sobre nuestras fortalezas y debilidades. Use la siguiente hoja de trabajo para reflexionar, reconocer y mejorar las habilidades sociales positivas de manera consciente.


Tome la prueba de ansiedad social

Related Post

leave a Comment

17 − 8 =

The content of this page is protected by the Digital Millennium Copyright Act (DMCA) © A.Perez OÜ 2020