Ansiedad

¿Cuáles son los rostros de la ansiedad? 8 ilustraciones

los rostros de la ansiedad Posted On
Posted By Alex Perez


Vivir con ansiedad se asemeja a ser perseguido por una voz. Esta voz es consciente de todas tus debilidades, miedos e inseguridades y las usa en tu contra. Siempre llega en el peor momento, y cuanto más luchas contra ella, más fuerte se vuelve hasta que lo único que notas es la ansiedad misma. Este enemigo invisible es como un parásito o un pequeño demonio que se nutre de tus miedos y crece gradualmente con tu atención y desesperación. Solo ignorándolo tendrás la oportunidad de hacerlo desaparecer.

No existe una manera simple y fácil de explicar cúales son los rostros de la ansiedad, como se percibe. Algunas personas dicen que se parece a una falla respiratoria, otras dicen que es la observación impotente de uno mismo mientras sufres una severa tortura física y mental que surge de la nada y sin una razón racional.


La mayoría de las personas creen que la ansiedad es un estado de tensión, tristeza, desesperanción, agobio y estrés por algo que está sucediendo en tu vida, como problemas en las relaciones (de pareja), un problema financiero o eventos de la vida estresantes. En cualquier caso, no es tan sencillo.
Es muy difícil para las personas que experimentan un trastorno de ansiedad explicar a los demás cómo se siente la ansiedad y qué está pasando en su vida.


La ansiedad severa es confusa y perturbadora, abrumadora y complicada, física y mentalmente y, en ocasiones, es tan sorprendentemente paralizante que no puedes hablar, ni pensar con claridad o incluso no consigues moverte. De repente, pasa de leve a grave, solo en segundos. La ansiedad le hace sentir que se va a desmayar o que va a morir a causa de esta afección. Los trastornos de ansiedad son los verdaderos monstruos; monstruos que no puedes ver ni oír, pero puedes sentirlos deambulando por tu cerebro.


Si te preguntas cómo se ve el monstruo de la ansiedad cuando de repente te lo encuentras y cómo se siente cuando te lo encuentras, este artículo te ayudará a comprender cómo es vivir con este horrible monstruo en tu mente.

Cuáles son los rostros de la ansiedad

Tener ansiedad es:

Como estar atrapado bajo el agua mientras te quedas sin oxígeno

los rostros de la ansiedad como estar atrapado bajo el agua

Estás buceando en una hermosa tarde soleada cuando de repente te quedas atascado y cuanto más luchas por liberarte y huir, peor se pone la situación. Empiezas a entrar en pánico, usas toda tu energía y los latidos de tu corazón se aceleran, la respiración se vuelve difícil hasta que te desmayas.

Unos momentos después, te despiertas en el bote de rescate y piensas que menos mal que no se puede morir de un ataque de ansiedad.

Como ser golpeado con un martillo

rostros de la ansiedad como se golpeado por un martillo


El monstruo de la ansiedad golpeará tu mente como el martillo de Thor pegando tu cerebro con tal fuerza que aplastará tus pensamientos en una niebla. Esa niebla nublará tus ojos, dejando un vacío tanto en tus ojos como en tu mente.


Este vacío te hará sentir irrelevante e inútil. Los pensamientos se vuelven tan confusos que comienza a evitar los lugares públicos y los eventos sociales. Al monstruo de la ansiedad no le gusta que haya nadie cerca de ti.

Cuando se apodera de ti, te deja frustrado y solo.

Como derretirse en un horno

derretirse en el horno


Estás atrapado en esta situación de la que no puedes escapar, empiezas a sudar, tienes escalofríos, tienes las manos entumecidas, sientes náuseas, te sonrojas y la respiración se vuelve cada vez más complicada. Te preguntas cómo te metiste en esta situación. ¡Vaya lío! Solo una cosa te queda clara una vez que te encuentras en el horno, ya es demasiado tarde.


Ahora tendrás que aprender a no ser arrojado más al horno.

Como convertirse en una estatua de mármol

convertirse en una estatua de marmol


De repente te tensas. Estás preocupado por eso, pero no hay nada que puedas hacer. Ahora estás ahí parado como una pieza de museo y no quieres que esto vuelva a suceder nunca más.

Así que la próxima vez evitarás esta situación y todas las situaciones que se asemejen a esta situación hasta que un día te conviertas en nada más que una estatua de mármol en tu casa.

Como un tornado viniendo hacia ti

como un tornado


«La ansiedad es una fina corriente de miedo que fluye a través de la mente. Corta un canal en el que se drenan todos los demás pensamientos».
_Arthur Roche, arzobispo y teólogo


Un lado horrible del monstruo de la ansiedad parece un tornado de negatividad o una horrenda corriente de oscuridad que viene a apoderarse de ti. Tu mente queda atrapada en esta nube de auto-juicio. Intentas salir de ella, pero todo en vano. El monstruo de la ansiedad te persuade de que evites tus actividades cotidianas haciéndote creer que algo terrible sucederá si sigues de esta manera, haciéndote sentir mal y con lástima por ti mismo. Este auto-juicio y miedo a ser juzgado por otros pronto interferirá con tu vida diaria, y empezarás a evitar cosas debido a este miedo.

Una vez que pase el tornado, no dejará nada atrás y todo tendrá que ser reconstruido nuevamente.

Como ser la marioneta de alguien

ser la marioneta de alguien


A medida que el monstruo de la ansiedad se vuelve más poderoso, te convertirás en su marioneta. Empieza a mover los hilos, agotando tu energía y secuestrando tu yo habitual. Te sientas en silencio y te preguntas: «¿En qué me he convertido?» «Este no soy yo quien se está comportando de esta manera» «¿Cuándo perdí el control?»

Ya no estás actuando como solías hacerlo. Quieres escapar de esta horrible situación, pero ni siquiera puedes luchar contra el titiritero y liberarte de esta trampa silenciosa.

Como ser perseguido por un asesino en serie

asesino en serie

Corres hacia la oscuridad, pero sabes que no hay ningún lugar donde esconderse. Es más inteligente y más fuerte que tú. Luego llega el momento en que te agarra con sus manos frías y te apuñala directamente en el pecho. Este dolor es lo que se siente cuando tienes ansiedad. Imagínese una daga atravesando su pecho con fuerza, dándole síntomas físicos de dolor en el pecho, un dolor agudo y punzante.


Es una mano fría que te estrangula en medio de la noche. Sientes palpitaciones en el pecho y de repente se vuelve más difícil respirar. Esta agonía puede durar desde unos minutos hasta media hora. Una vez que el asesino haya terminado contigo, seguirá divagando en tu mente durante varios días, semanas, meses …

Es posible que experimentes otros síntomas físicos mientras el asesino en serie está cerca, incluido dolor en el cuello y los hombros, tensión muscular, palmas sudorosas, e incluso desmayos.

Una vez que se haya ido, te dejará preocupado, exhausto, inquieto, temeroso e insomne.

Como estar en un terremoto

terremoto


Como si la tierra te estuviera sacudiendo en todas direcciones, no tienes control sobre ella. De repente, el suelo se abre y todo se desvanece bajo tus pies. Caes en un orificio de succión. No queda nada.

Así de devastador puede ser el sufrimiento de una ansiedad severa.

Concienciación sobre la salud mental


Ninguna palabra puede explicar el intenso dolor físico y el estrés mental asociados con la ansiedad. Espero que este artículo sobre el monstruo de la ansiedad y su horrible apariencia y sensación les dé algo de empatía por quienes luchan contra este terrible monstruo a diario.


Estoy seguro de que hay muchas otras formas de describir la ansiedad. Cuéntanos, ¿cómo describirías o personificarías la ansiedad?


Youtube.com, ISEP Madrid: Los rostros de la ansiedad: Un mal de nuestro tiempo. Despatología y Atención al malestar

Nes-mag.com: El rostro de la ansiedad

Psicologoestrategico.com: Las caras de la ansiedad

Related Post

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments